Curiosidades del casting y el rodaje de la película ‘Crepúsculo’

Todo un fenómeno de masas entre el público adolescente, como también una de las sagas de cine más criticadas de la historia. El que más y el que menos conoce algo sobre Crepúsculo, esa historia de vampiros adolescentes que mezcla el romanticismo con la acción con ciertos toques de melodrama que daban forma al cóctel perfecto para los jóvenes del mundo entero.

Una adaptación de las novelas firmadas por Stephenie Meyer que hizo que los nombres de Kristen Stewart y Robert Pattinson saltaran a la fama al asumir el rol de los personajes principales de los largometrajes. Ella era la cara de Bella Swan, mientras que él encargaba al pálido Edward Cullen, vampiro enamorado de la humana.

 

 

 

 

 

 

Una serie compuesta por un total de 5 películas: Crepúsculo, Luna nueva, Eclipse, Amanecer primera y segunda parte. Tras su décimo aniversario el pasado 2018, hemos decidido recopilar algunas de las curiosidades más interesantes sobre el casting y el rodaje de este fenómeno. Una de esas sagas que han pasado a la historia por su fama y por el total cruce de opiniones que se generó a partir de su estreno.

 

Curiosidades de Crepúsculo

 

Vamos a quedarnos en la primera película de toda esta saga, la misma que le dio nombre a todo el fenómeno. Sigue leyendo para conocer las curiosidades más interesantes de Crepúsculo:

 

Un rodaje fugaz

Lo habitual a la hora de grabar una película es que se tarden varios meses o incluso años. Los viajes para aprovechar diferentes localizaciones, la necesidad de hacer o rehacer varias escenas, fallos de interpretación y un largo etcétera suelen hacer que se invierta un buen tiempo en esta parte de la producción.

Con Crepúsculo no fue así. El equipo solo necesitó 48 días de rodaje para conseguir grabar la cinta al completo. ¡Ya quisiera el Correcaminos!

 

Su protagonista iba a ser “Superman”

 

No cabe duda de que el papel de Edward Cullen le quedaba como un guante a Robert Pattinson. El intérprete británico, aderezado con ese maquillaje blanco, pasaba perfectamente por un vampiro adolescente. Pero él no era el escogido originalmente.

Buscar a alguien joven era una obsesión para Meyer, por eso descartó a su plan original, el también candidato Henry Cavill, conocido por su papel como Superman en los últimos años. Quien ahora acabará encarnando a Geralt de Rivia pudo haber sido el personaje principal de esta saga, pero vio cómo Pattinson le adelantaba por la derecha al parecer más joven. ¿Salió perdiendo o ganando?

 

Lentillas para todo el reparto

 

Viendo cómo los ojos de los vampiros cambian de color en la película, parece algo normal pensar que fueran necesarias lentillas. Los actores tenían que cambiar para adquirir ese tono amarillento en sus pupilas, como también para llenar todo su ojo de un tono rojizo cuando “despertaba” su sed de sangre.

Pero Kristen también tuvo que ponerse lentillas. La actriz tiene los ojos castaños, y el personaje de Bella los tiene verdes, por lo que no se libró de llevar lentillas durante todas las sesiones de rodaje. ¡Para lucir hay que sufrir!

 

Kristen Stewart logró su papel gracias a su interpretación

 

Seguimos con Kristen Stewart para centrarnos en cómo obtuvo su papel. La actriz ha sido muy criticada por su falta de expresividad en muchas de las escenas de toda la saga Crepúsculo, pero fue precisamente su interpretación lo que encandiló a una Meyer que no dudó en descartar a su anterior candidata.

En un principio, Emily Browning iba a ser la encargada de encarnar a Bella. La actriz y cantante australiana que todos conocen por su papel en American Gods, pudo haber dado vida a la protagonista de toda la saga.

 

Robert Pattinson casi acaba ingresado por una escena

 

En una de muchas escenas, Edward Cullen coge a Bella en brazos para llevarla a un lugar. Una toma tan sencilla como esa, casi pudo hacer que Pattinson acabara hospitalizado. El actor inglés no calculó bien y dio un paso mal, lo que desencadenó una lesión que casi se tradujo en un desgarro muscular en la zona de la rodilla.

Se salvó por los pelos, y eso que pasó 5 meses entrenando con un coach para estar en forma y poder clavar el papel de vampiro con superpoderes. Pero hasta los vampiros se equivocan.

 

La melomanía de Pattinson influyó en Crepúsculo

 

Robert Pattinson, además de actor, es un apasionado de la música. Tanto es así, que la productora no dudó en incluir una de sus interpretaciones en la banda sonora de Crepúsculo para dar ese pequeño “gustazo” al actor.

La escena que tiene lugar en el restaurante de Port Angeles tiene una canción de fondo que fue interpretada por el propio actor, al que más adelante incluso se le ve tocando el piano de forma completamente natural.

¡Y hay mucho más! Desde guiños a portadas de libros, hasta cameos de la propia Meyer o viajes a Oregón para sentirse como un vampiro verdaderamente aislado. Desde luego, puede que Crepúsculo diera pie a muchas críticas, pero es una de las sagas cinematográficas con más curiosidades de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *